Páginas

viernes, 30 de diciembre de 2016

Enclaustrado


Para cuando comiences, estaré allí, donde siempre, enclaustrado. Ya no seré el mismo, seré aquel, amén de tus recuerdos y tus días cadenciosos.

 

Hombre que eterno camina

vástagos de sus petardos

los que vomitan pedazos

de vida enclaustrada en un vaso

soy de aquí, donde el bagazo

hiso de mi gran porcina

viento azaroso en cortina

mansa mi alma en remansos.

 

Quien me divise, me anote

quien en la cripta me vea

ya no seré lo que crea

sino grande rueda que rote

pensares de mis cavernas

lúgubres de mis recortes.

 

Siendo unas luces en el cielo

pasmos de mis letanías

apócrifos de la envidias

le encierro la vida en botellas

que mares donde las ellas

prendieron fogatas y reproches

aman de eternas las noches

de cuando dormía con ellas…

 

gratos qué enclaustro y mis penas

son la mochila que resta

botijas de mis candelas

que encienden la luz en un broche

¡corazón no me reproches!

guayabo, poemas, querellas

torturan las largas noches

cuando al mirar las estrellas

silencios que me condenan

al ostracismo cartabón del norte

dibuja aristas de arenas.

 

Epev2016

#safecreative

1 comentario:

Elisabet Mendez dijo...

poetaaa!!! siempre un placer estar aqui y leerlo!!!